La iniciativa “Proceso de Varsovia” fomenta la estabilidad en el ciberespacio

Estados Unidos y otros países están trabajando para contrarrestar las crecientes amenazas a la ciberseguridad como parte de un amplio esfuerzo para mejorar la paz y la seguridad en Oriente Medio.

Representantes de más de 40 países convocaron un grupo de trabajo sobre ciberseguridad los días 7 y 8 de octubre en Seúl (Corea del Sur), para discutir estrategias de disuasión y responder mejor a los ciberataques.

Imagen de un globo con conexiones informáticas alrededor y cita sobre ciberseguridad (Depto. de Estado/D. Thompson/Imagen © Shutterstock)
(Depto. de Estado/D. Thompson)

El grupo de trabajo es parte del Proceso de Varsovia, liderado por Estados Unidos y Polonia, que pretende abordar las amenazas actuales en Oriente Medio y llevar prosperidad a la región.

La administración Trump ha hecho un llamado al régimen iraní para que ponga fin a sus ataques cibernéticos. Esa exigencia es uno de los 12 requisitos del secretario de Estado de Estados Unidos, Michael R. Pompeo, para levantar las sanciones económicas contra el régimen.

Los grupos de trabajo del Proceso de Varsovia comenzaron a reunirse este mes para abordar las prioridades estratégicas compartidas. Además de la República de Corea, que acoge al grupo de trabajo sobre ciberseguridad, otros países acogerán a los grupos que se indican a continuación:

  • Estados Unidos acogerá al grupo de trabajo sobre derechos humanos.
  • El Reino de Baréin acogerá al grupo de trabajo sobre seguridad marítima y aérea.
  • La República de Polonia acogerá al grupo de trabajo sobre seguridad energética.
  • Rumanía acogerá al grupo de trabajo sobre proliferación de misiles.