default-blog-seal

El presidente Donald J. Trump proclama el 11 de septiembre de 2017 como Día del Patriota

DIA DEL PATRIOTA 2017

PROCLAMA DEL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA

En el Día del Patriota, honramos las cerca de 3.000 vidas inocentes que nos fueran arrebatadas el 11 de septiembre de 2001, y las de todos aquellos que tan noblemente asistieran a sus compatriotas en momentos de necesidad para los Estados Unidos. Volvemos a comprometernos con los ideales que definen a nuestro país y nos congregan en unidad al conmemorar a los héroes que perdieron su vida para salvar a otros.

El 11 de septiembre de 2001 será por siempre uno de los días más trágicos en la historia de los Estados Unidos. Sin embargo, a través del inimaginable abatimiento, los estadounidenses grabaron en nuestra historia notables ejemplos de valentía, sacrificio por el otro y dedicación a nuestros valores compartidos. La conmoción por las imágenes imborrables del humo proveniente del World Trade Center y del Pentágono dio lugar a un sinfín de videos inspiradores sobre colegas ayudándose entre sí para ponerse a salvo, de héroes corriendo hacia el interior de edificios que colapsaban para salvar a gente inocente que se encontraba atrapada, y la historia inolvidable de los patriotas que tomaron la cabina del vuelo 93 para salvar un número incontable de vidas. Estos héroes nos conmovieron con su valentía. Hicieron que estuviéramos orgullosos de ser estadounidenses.

A lo largo de la historia, los estadounidenses y las fuerzas de asistencia ante emergencias han logrado  a diario cosas extraordinarias a través de actos desinteresados de patriotismo, compasión y singular coraje. No sólo en Nueva York, Virginia y Pensilvania sino también a lo largo de nuestra gran Nación, los estadounidenses se unieron el 11 de septiembre de 2001 por el bien común, manifestando al unísono que no serían amedrentados ni vencidos. El enemigo intentó romper el tejido de nuestra sociedad destruyendo nuestros edificios y matando a nuestros inocentes, pero nuestra fortaleza no se debilitó ni se debilitará. Hoy los estadounidenses permanecemos firmes en nuestro compromiso con la libertad, con la dignidad humana y con el prójimo.

Han pasado 16 años desde la tragedia del 11 de septiembre de 2001. Los niños que perdieron a sus padres ese día, hoy tienen hijos, mientras que muchos adolescentes que concurren en la actualidad a la escuela secundaria conocen sobre el 11 de septiembre sólo por los libros de historia. No obstante, los estadounidenses están imbuidos por el mismo compromiso con la causa y amor por sus compatriotas al igual que todos aquellos que vivieron ese día de oscuridad. Nunca nos olvidaremos. Los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 no nos derrotaron. No nos hicieron temblar. Por el contrario, nos han unido como líderes del mundo civilizado para derrotar una ideología malvada que persigue inocentes y no conoce otra cosa que violencia y destrucción.

En este aniversario, invito a todos los estadounidenses a agradecer a los increíbles miembros de las fuerzas de servicio y de asistencia ante emergencias de nuestra Nación, que se encuentran en la primera línea de nuestra lucha contra el terrorismo. Siempre recordaremos los sacrificios hechos en defensa de nuestro pueblo, nuestro país y nuestra libertad. El espíritu de servicio y autosacrificio demostrado con tanta nobleza por los estadounidenses el 11 de septiembre de 2001 se hace patente en la increíble respuesta a los huracanes Harvey e Irma. El mismo espíritu de patriotismo estadounidense del que conmovedoramente fuimos testigos el 11 de septiembre ha colmado nuestros corazones al ver nuevamente el inquebrantable coraje, compasión y generosidad de los estadounidenses por sus vecinos y compatriotas. Los miembros de las fuerzas de servicio y respuesta ante emergencias que perdieron su vida el 11 de septiembre de 2001 y los que han cumplido tareas desde entonces, estarían orgullosos de lo que todos fuimos testigos durante estas últimas tres semanas y que sin dudas seguirá sucediendo en los próximos meses de recuperación. Al proteger a los necesitados, al participar en actos de caridad, servicio y compasión, y al dar algo a cambio a nuestras comunidades y a nuestro país, honramos a aquellas personas que dieron su vida el 11 de septiembre de 2001 y con posterioridad.

Por resolución conjunta aprobada el 18 de diciembre de 2001 (Ley Publica 107-89), el Congreso declaró el 11 de septiembre de cada año como Día del Patriota.

POR CUANTO, YO, DONALD J. TRUMP, Presidente de los Estados Unidos de América, proclamo en el presente acto, el 11 de septiembre de 2017 como el Día del Patriota. Insto a todas las dependencias, agencias y organismos de gobierno de los Estados Unidos a  izar la bandera a media asta en el Día del Patriota en honor a todas las personas que perdieron su vida el 11 de septiembre de 2001. Invito a los gobernadores de los Estados Unidos, a sus territorios, organizaciones interesadas y personas a unirse a esta conmemoración. Insto también al pueblo de los Estados Unidos a participar de las ceremonias comunitarias en honor a las personas que perdió nuestra Nación, a conmemorar este día con ceremonias y actividades apropiadas, tales como servicios conmemorativos y a guardar un momento de silencio que comienza a las 8:46 a.m. hora de verano del Este para honrar a las víctimas inocentes que perdieron su vida como consecuencia de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

EN TESTIMONIO DE LO CUAL, firmo esta proclama el día ocho de septiembre del año dos mil diecisiete  y en el aniversario doscientos cuarenta y dos de la Independencia de los Estados Unidos de América.

DONALD J. TRUMP